Gestiona tu NShop

¿Qué hago con los carritos abandonados?

Te hemos repetido varias veces que el E-Commerce hoy en día tiene una gran ventaja: en Big Data y el análisis de esta información. En el momento que un cliente te da información - sea personal o de sus gustos - tienes una mina de oro que puedes aprovechar o no. Lo mismo pasa con los carritos de compra abandonados. No te frustres, es normal tenerlos. Aquí te explicamos qué es un carrito abandonado, cómo lo puedes aprovechar para beneficio de tu tienda y qué estrategias pueden servirte para cerrar esa venta.

¿Qué es un carrito abandonado?

Seguro alguna vez has ido a hacer las compras a un supermercado y, por una emergencia, dejaste el carro lleno de compras. En el momento que saliste del lugar, sin tu compra, dejaste un carrito abandonado. 

Se estima que entre el 60% y el 70% de los compradores online abandonan el proceso de compra justo en el paso final. Los carritos abandonados en cualquier negocio digital son completamente normales. De hecho, este comportamiento es natural de los usuarios. Los clientes de un ECommerce, a la hora realizar un desembolso económico, tienen que estar muy seguros de lo que están comprando y a quién. Por eso lo más habitual es que un posible cliente se caiga.

Son varias las razones por la que se una compra no se concreta. Una puede ser por el precio final, que tal vez no es el mismo mostrado en un inicio - puede ser por impuestos, costo de envío u otros; otra razón puede ser por falta de asistencia - si el comprador no se siente acompañado en el proceso; y por último, puede ser porque simplemente no está listo para hacer la compra o nunca tuvo la intención. 

Cómo reviso los carritos abandonados de mi tienda

Para identificar estas compras abandonadas debes ingresar al Back End de tu NShop, a la pestaña ECommerce y en la sección con el mismo nombre dar click en la opción Presupuestos. Como ya te explicamos anteriormente, aquellos que en su estado tengan la palabra Presupuesto, son carritos abandonados. 

Ahora, lo importante es que no te quedes simplemente en la estadística de cuántas personas no compraron, sino que leas entre líneas y apliques todas las estrategias posibles para recuperar y cerrar esa venta. ¿Cómo? Te lo explicamos a continuación.

Acciones para recuperar carritos abandonados

Siempre piensa que cada carrito abandonado es una nueva oportunidad de atraer al cliente de nuevo a tu tienda. La acción más común y más efectiva para cerrar una venta de carro abandonado es por medio de campañas de email marketing, que aunque no lo creas son muy efectivas. 

  • Mailing

Envía un correo antes que se cumpla una hora desde que el cliente dejó el carrito abandonado. Si aún así no regresa para realizar la compra, puedes probar enviarle un segundo Email al día siguiente. Pero si al segundo mail no volvió, no insitas. Tampoco quieres que te marque como spam. Utiliza un subject o asunto directo y claro. El contenido de este correo debe ser creativo y atractivo.

Incluye fotos de los productos abandonados, de esta forma lo terminas de convencer.

Envíale un cupón de descuento para su compra, crea sentido de urgencia para que la realice de forma inmediata. Asegúrate de que todos los links conduzcan directamente al carrito abandonado. La finalidad de este correo es que el cliente concrete la compra que ha dejado. 

  • Remarketing

Saca provecho de la información de los carritos abandonados: conoce a tus posibles clientes, a quienes ingresan a tu página y tienen afinidad con tus productos. En el fondo, lo importante es que esa información se puede monetizar y una opción para hacerlo es el remarketing. 

Te ha pasado que, cuando has estado a punto de hacer una compra en línea pero no lo haces, te salen anuncios del mismo producto al visitar otras webs o incluso en Facebook? Eso se llama remarketing y es algo que puedes lograr usando AdWords (el sistema de publicidad de Google) o Facebook Ads, gracias a los cookies de un computador. Solo si te dan click, deberás pagar por el remarketing. 

En el fondo, cualquier acción que realices puede ser una buena estrategia para cerrar una venta, sólo es cuestión de usar la imaginación y pensar en lo que quiere el cliente.